Ya sabemos que una de las cosas que más le gusta a Kim Kardashian es lucir en bikini. Con su impresionante figura, no nos extraña. Sin embargo, como cualquier mujer, ella también tiene sus complejos. Uno de ellos, la celulitis, algo a lo que la mayoría de las mujeres se enfrentan y que es de lo más natural.

Decidida a combatirla, Kim se puso en manos de una entrenadora y parece que su esfuerzo está dando resultados. Durante un viaje a las Islas Turcas y Caicos ha presumido de unas fotos en traje de baño donde se ve más que espectacular junto a su hermana Kourtney Kardashian.

La esposa de Kanye West escribió un motivador mensaje con el que muchas mujeres se identifican y que le agradecen. Unas palabras que la honran pues aunque sea una de las estrellas más relevantes del momento, deja claro que ella también tiene sus miedos e inseguridades, como todo el mundo.

“Mi enhorabuena a mi entrenadora Melisa Alcántara quien realmente cambió mi cuerpo”, escribió la mamá de tres niños. “Cuando no estaba feliz con lo que veía en el espejo pasé un año entero entrenando muy duro, cinco o seis días a la semana, poniendo todo el esfuerzo e incluso cambié mis hábitos alimenticios, y ahora se nota la diferencia”, explica con sinceridad.

Shout out to my trainer @fitgurlmel who really changed my body. When I wasn’t happy with what I saw back in the mirror I spent a whole year training so hard 5 or 6 days a week putting in a lot of work and changed the way that I eat and there’s such a noticeable difference. I am firm and less cellulite and so much more confident. SO THANK YOU for waking up at 5am to do crazy body building workouts & sprints that I hate ????& putting me on to this lifestyle

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on Apr 14, 2018 at 10:40am PDT

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Estoy firme y tengo menos celulitis y más seguridad en mí misma”, concluye feliz. Su entrega y fuerza de voluntad han tenido su recompensa y ahora lo comparte con todas las mujeres para que no se rindan. Un gesto que demuestra su calidad humana y su madurez.

También reconoce que borró unas fotos que había publicado recientemente en bikini en su perfil de Instagram. Si lo hizo fue porque no le gustó el tono en que se comentaban las imágenes. Ella sólo quiere “energía positiva” en la red, por eso decidió darle otro giro a las publicaciones.

Sin duda, con este nuevo enfoque ha conseguido que sus seguidores la feliciten por la valentía de aceptar su cuerpo y su fuerza por luchar por lo que quiere. ¡Gracias Kim!