SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La actriz de películas porno Mercedes Grabovski, mejor conocida como August Ames, falleció el pasado martes a causa de un aparente suicidio y tras una enconada polémica en las redes, en la que fue acusada de homofobia.

Grabovski, protagonista de filmes porno como Beauty and the Beast XXX: An Erotic Fairy Tale Parody, fue encontrada sin vida en su residencia en Camarillo, CA. Las autoridades no hallaron ningún signo de violencia o de acto criminal.

Según el portal The Blast, el forense del condado de Ventura llegó a la conclusión de que la causa de la muerte fue asfixia por ahorcamiento. Amigos de la fallecida señalaron al diario Daily News que sospechan que se trató de un suicidio y que Grabovski sufría de depresión.

En los días anteriores a su muerte, la actriz se había visto involucrada en una controversia después de que expresara su negativa a rodar escenas sexuales con un actor que había realizado películas de porno gay. Su comentario fue tachado de homofóbico por otros usuarios de las redes

NOT homophobic. Most girls don’t shoot with guys who have shot gay porn, for safety. That’s just how it is with me. I’m not putting my body at risk, i don’t know what they do in their private lives. https://t.co/MRKt2GrAU4— August Ames (@AugustAmesxxx) December 3, 2017

How am I homophobic if I myself am attracted to women? Not wanting to have sex with gay men is not homophobic; they don’t want to have sex with me either???? so byeeeee— August Ames (@AugustAmesxxx) December 3, 2017

B A B Y G I R L ??????????????????

A post shared by August Ames (@msmaplefever) on Dec 1, 2017 at 5:22pm PST

En respuesta, la joven de 23 años aseguró que sus palabras nada tenían que ver con la orientación sexual del actor.

“No soy homofóbica. Muchas chicas no graban con hombres que hayan filmado pornografía gay por seguridad”, señaló, en referencia al temor de contraer el virus del VIH. “Así es como es conmigo. No voy a poner mi cuerpo en riesgo, yo no sé lo que han hecho en su vida privada”.

Nacida en Nueva Escocia, Canadá, Grabovski trabajó en un bar y en un salón de bronceado antes de empezar su carrera en el cine porno y había sido nominada a un premio en los mayores galardones de esta industria.

“Era la mujer más buena que haya conocido y era mi mundo”, dijo su esposo, el director de cine porno Kevin Moore, a la revista especializada Adult Video News.