El Clásico: La Historia De España En La Cancha

por AT&T Digital Media Productions

beIN Sports El Clasico History

El Clásico es una rivalidad deportiva como ninguna otra. Es el juego entre dos equipos de fútbol que cada año se transmite a más de 90 países del mundo y que es visto por cerca de 400 millones de personas en el plantea. El encono histórico entre el Real Madrid y el Barcelona es el reflejo de posturas políticas muy distantes que terminan por chocar de una manera brutal. Uno de los eventos deportivos de más dramatismo es en realidad una metáfora de la historia de España, un país que por generaciones se ha visto dividido por la diversidad de visiones culturales, políticas y sociales.

El Real Madrid no solo representa a la capital de la República Española, sino que simbólicamente es también el epicentro del centralismo y el nacionalismo fascista. En contraste, Barcelona, la capital cosmopolita de España enclavada en la región catalana, defiende su propio lenguaje y cultura y ha pasado los últimos 200 años resistiéndose a la opresión política y a el exorcismo cultural de Madrid. Con estos antecedentes, es fácil entender las razones por las que el enfrentamiento entre el Real Madrid y el Barcelona, más que un partido de futbol, es un choque de ideologías.

En 1899, el FC Barcelona fue fundado por Joan Gamper, junto a otros jugadores nacidos fuera de España mientras que el Real Madrid surgió en 1902. Los duelos entre Blaugranas y Merengues fueron tomando poco a poco la fuerza de una rivalidad, pero esta se consolidó hasta1929 cuando los dos equipos se sumaron a la liga profesional española. En ese año, el Barcelona recibió al Real Madrid en lo que fue el primer Clásico en La Liga en un partido que ganó 2-1 el cuadro visitante y que marcó el inicio oficial de la grandiosa rivalidad.

En 1933, la región catalana proclamó oficialmente su autonomía de España, pero eso duró muy poco ya que la Guerra Civil Española (1936-1939) se encargó de instaurar una nueva ideología ultra nacionalista con la llegada del General Francisco Franco al poder.

Franco orquestó el sangriento golpe de estado de 1936 que dio origen a la Guerra Civil Española, misma que catapultó al Partido Nacionalista al poder en 1939. Madrid fue la base de la Alemania Nazi y de la Italia Fascista que surtieron a Franco con armamento y vehículos blindados para ejecutar el asalto sobre la capital española. Las fuerzas de Franco fueron respaldadas por la Fuerza Aérea de la Alemania de Hitler. Tras conquistar la capital española, Franco ordenó de inmediato que se dejara de hablar catalán. Utilizar el catalán, ya sea de forma hablada o escrita, fue tachada en ese momento como una amenaza directa al gobierno fascista por lo que su uso era castigado con la tortura y la muerte.

La victoria militar de Franco marcó el inicio de una dictadura en España que duró 40 años (1935-1975). El gobierno centralista de esa época percibía al FC Barcelona como símbolo del pueblo catalán, y como presagio del futuro que le esperaba a los catalanes, el entonces presidente del FC Barcelona, Josep Sunyol, fue ejecutado por las fuerzas armadas franquistas.

El equipo predilecto de Franco era el Real Madrid porque simbolizaba el dominio regional y la unificación de España bajo el Fascismo. En las décadas siguientes a la llegada de Franco, Barcelona representó a un pueblo oprimido que buscaba preservar su independencia lingüística y cultural. El estado democrático de España se restauró en 1975, justo después de la muerte de Franco, pero la gran rivalidad que existía entre el Real Madrid y Barcelona continuó. A partir de ese momento, el encono entre los dos equipos fue creciendo y su influencia como evento deportivo atrapó todos los aspectos sociales del país.

A principios del nuevo milenio, Real Madrid armó una escuadra poderosa que fue conocida como la generación de “Los Galácticos” por la gran cantidad de estrellas que llegaron al club entre 2000 y 2006.

La directiva Merengue firmó a David Beckham, Zinedine Zidane, Raúl, Fabio Cannavaro, Figo y Ronaldo. Por su parte, el Barcelona respondió contratando a luminarias como Deco, Ronaldinho, Samuel Eto’o, Rafa Márquez, Víctor Valdés, Carles Puyol, Andrés Iniesta y Xavi.

En 2006, la región catalana estuvo una vez más a punto de obtener su independencia al votar en favor de un referéndum, pero a final de cuentas la Corte Suprema de España lo rechazó. Recientemente, en octubre de 2017, el parlamento catalán aprobó una resolución unilateral para crear una república independiente, pero el movimiento fue catalogado como ilegal en Madrid. A la fecha, en todos los estadios de La Liga se observan banderas y consignas a favor y en contra de la independencia de Cataluña.

Desde su primer choque oficial en 1929, Real Madrid y Barcelona se han enfrentado 174 veces en las que el cuadro Merengue ha ganado 72 enfrentamientos a cambio de 69 derrotas y 33 empates. El Clásico tomó una dimensión especial cuando el portugués Cristiano Ronaldo decidió dejar al Manchester United para enfundarse en la camiseta del Real Madrid. Es así como surgió el enfrentamiento entre los dos mejores futbolistas de la época reciente: Cristiano Ronaldo y el argentino del Barcelona, Lionel Messi.

El 23 de diciembre de 2017, Barcelona viajará al Estadio Santiago Bernabéu para enfrentar a su acérrimo rival en una edición de El Clásico que será vista por millones de personas en todo el mundo.

Vive la emoción de El Clásico el 23 de diciembre solamente por beIN SPORTS, canal 467.

Artículo siguiente